¿Necesitan los dibujantes de historietas colombianos una agencia editorial?

Más Leídos

La edición de historietas en Colombia creció en la última década, en comparación, con los años anteriores, como nunca se había visto. Si bien aún está lejos la consolidación de un mercado para las producciones nacionales, el trabajo de muchos dibujantes es más que una anécdota a destacar. Teniendo en cuenta este panorama, hacia el futuro, sería necesaria la construcción de una agencia editorial que ayude a promover el arte y el talento de los dibujantes de historietas en Colombia.

Una agencia posibilitaría, para algunos dibujantes, una negociación distinta para sus trabajos, abriendo espacios para una mayor circulación de materiales, extendiendo la promoción de las historietas por fuera del nicho y los lectores habituales, entre otras necesarias tareas. Sin embargo, y a pesar de estas condiciones, para algunos dibujantes nacionales, el trabajo de una agencia no sería lo más óptimo, ya que algunos cuentan con portafolios digitales en los cuales mueven todos sus trabajos gráficos, y otro gran grupo, está sujeto a la auto publicación, las ventas directas, sin intermediarios, en ferias pequeñas o a través de redes sociales, y otra serie de gestiones y proyectos editoriales al margen de lo que es el espectro editorial y oficial.

Como lo informa el agente editorial Guillermo Schavelzon en Por qué los autores necesitan agente, una de las tantas entradas que se pueden leer en su blog sobre el mercado editorial, la edición, el libro y los autores: «Las agencias, casi todas equiparables a las editoriales independientes en cuanto a estructura, tamaño y formas de tomar decisiones, pueden trabajar a más largo plazo, haciendo gestiones que implican mucho trabajo, y ninguna rentabilidad inmediata.» Respecto a lo que dice Shavelzon, la proyección y el trabajo a largo plazo, sumada a la gestión, es uno de los puntos clave del trabajo de una agencia, algo que, para muchos escritores y por supuesto dibujantes de historietas, es un trabajo difícil de llevar a cabo.

Si bien desde hace unos años, en Colombia, los espacios de edición de historietas han aumentado y las posibilidades para la publicación han crecido, el problema ahora, no es cómo publicar sino qué hacer con lo que se publica, qué hacer con los materiales que salen por diferentes canales cada año, cómo realizar gestiones para las historietas y así ampliar la geografía y tránsito de estos materiales, logrando una promoción de estos, sumada a una presencia fuerte en ferias, bibliotecas, seminarios, medios y otros espacios de divulgación y promoción.

Dentro de las muchas gestiones que puede adelantar una agencia, como también lo escribe Schavelzon están: «la gestión de ediciones en otros idiomas, y los contratos de adaptación para cine y televisión». Teniendo en cuenta esto: ¿Cuántas historietas colombianas están traducidas a otras lenguas? ¿Por qué en los paquetes de traducción que la Cámara Colombiana de libro establece, la historieta colombiana es ausente? ¿Qué posibilidad existe de hacer adaptaciones de historietas colombianas a otros medios, plataformas o formas de arte? Todas estas posibilidades de trabajo ayudarían a consolidar un sector en crecimiento que necesita de diferentes fuentes de recursos para su sostenimiento, que no solo están en los mínimos porcentajes que se reciben por la venta de publicaciones.

Armar una agencia editorial funcional a las condiciones y necesidades de los dibujantes de historietas no es una tarea fácil. Existen ejemplos, a nivel internacional como el trabajo de la agencia especializa Am-Book creada hace unos años por Alessandra Sternfeld, una de las más destacadas en este campo, la cual podría ser un espejo para la construcción de una agencia no solo para dibujantes colombianos, sino para latinoamericanos. Además, se podría revisar el trabajo que hacen agencias como VicLit o Indent Literary Agency donde aparecen varios escritores colombianos y de otros países de Latinoamérica, y adaptar estos propósitos a las condiciones de los narradores gráficos del país y de la región. Esta será una tarea que se podrá realizar en un futuro próximo, siempre y cuando exista la intención de dar esta discusión, que es una de las tantas discusiones fundamentales sobre la historieta colombiana.

Blast
Revista Blast es una publicación digital dedicada al cómic, en esta varios amantes y lectores del noveno arte hemos decidido dar el paso hacia la escritura, como una forma de poner en primera plana aquello que los medios generalistas colombianos parecen ignorar.

Dejar un comentario

Por favor escribe tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

RadioBLAST

Cómic Colombiano

Revista LARVA en 17 números

«A usted, que como lector participa de esta publicación, sólo le recordamos que en siete meses pueden pasar muchas...

More Articles Like This