«Geoda»: pensar el cuerpo, la subjetividad y la identidad

Más Leídos

En las últimas décadas varias autoras de historieta se han enfocado en la exploración de la identidad a partir del cuerpo y la subjetividad. Por lo general, la novela gráfica es el lugar recurrente para narrar junto al lenguaje visual lo que se quiere plasmar. En este terreno híbrido, Dañela Magnelli hace en Geoda (Estudio Mafia, 2021)un recorrido por su vida, a través de la rememoración de episodios en los que se reencuentra con sus identidades del pasado, con el fin de reconstruirse y entenderse en el ahora.

Una página entera de «Geoda».

A partir de la autobiografía la autora emplaza su propia búsqueda identitaria. Como afirma Susana Escobar Fuentes (2020), «La autobiografía nos remite a la búsqueda en un contexto cultural determinado, una comprensión del yo ubicado en un lugar, un tiempo, una forma» (p. 111). Dañela explota este género para mostrarnos el contexto en el que transcurren las diferentes etapas de su vida y que en suma, construyen esa etnografía del yo.

El libro conjugado con la impresión offset, a dos pontones, se convierte en su instrumento de expresión. La autora se vale de la elección de los colores para evidenciar la ruptura que se plantea desde el movimiento feminista. Del binarismo preestablecido para el género entre el azul y el rosa, la paleta se transforma hacía el código violeta.

Algunas preguntas y reflexiones sobre el cuerpo en «Geoda».

El hilo conductor de Geoda, entonces, es la búsqueda de identidad. La autora expone partir del lenguaje del cómic las dolorosas situaciones y experiencias que la han conducido hacia un lugar de reflexión, en el que se construye para descubrirse a sí misma. «Sin estar segura de la dimensión de este proyecto comencé a dibujar, un capitulo a la vez, un capitulo por año de crecimiento. Al tercer capítulo tuve que redefinir el proyecto y darle una unidad, volver a escribir, redibujar, y darle un cierre a todos esos portales que quedaron abiertos», relata Dañela.

Los trazos de la autora se explayan por la página entera; incluso vemos algunas doble splash page con los que la autora transgrede los límites de las viñetas tradicionales. Dañela vectoriza su tipografía y combina en el dibujo la técnica analógica -con lápiz y tinta negra- con la edición de acuarela digital.

Detalle de «Geoda».

En Geoda se hacen evidentes varias problemáticas que atraviesan la adolescencia de las mujeres, a partir de la narración de situaciones cotidianas que están normalizadas dentro de la cultura, pero que en consecuencia transgreden la manera de ver el cuerpo ante los cambios naturales y la relación con los otros. En cada página aparecen los fuertes rasgos de la violencia machista, que se hace presente en cualquier rincón de la ciudad, así como el relegamiento de la mujer en ámbito laboral y social.

La autora transita por todas estas problemáticas, casi como en un ritual de catarsis en el que logra transformar el mundo que habita y darle una nueva forma a su identidad como mujer. A partir de los cuestionamientos a las formas convencionales del género, el personaje, que no es otro que Dañela, logra la liberación del sistema que durante toda su adolescencia la coartó.

Desde los 13 a los 17 años Dañela sufre todo tipo de opresiones, a los cuales logra ponerle límites hasta el momento -titulado «Vortice»- donde logra redescubrirse, aceptarse y tener conciencia de sí misma. «Al principio fueron recapitulaciones mentales sin dejar nada físico. Fueron recapitulaciones cronológicas. Comencé con mi niñez, tomé mis recuerdos más antiguos y pensé en cada año y cada mes de mi vida. Cuando llegué a la adolescencia, quedé fijada en miles de recuerdos y comprendí qué vivencias y tratos naturalizados en mi familia me conformaban como individuo actual », afirma la autora.

El cuerpo en «Geoda».

Geoda es la herramienta «para realizar la búsqueda, hacer el ejercicio de memoria, el análisis de la vida cotidiana y la exploración del yo mujer» (p. 113). En su narración el cuerpo grita como una forma de resistencia ante los estereotipos y prejuicios heteronormativos y hegemónicos. El cuerpo se convierte en un espacio de transformación y pensar el cuerpo es el camino para lograr transmutación.

 

Dañela Magnelli es artista plástica, editora, historietista, dibujante, colorista, grabadora, artista corporal, performance, docente y diseñadora de indumentaria. Participó de Palermo Creativo y Estudio Mafia. Es autora varios fanzines como Otoño en Mendoza, Desde el Fondo del mar, Grutas de Sorata, Moda, participo en la antología Capicci y en Cabula 8.

 

Escobar Fuentes, S. (2020). La novela gráfica autobiográfica hecha por mujeres: Espacio para pensar la diversidad feminista. Fuentes Humanísticas, 32(60), 109-126. doi:10.24275/uam/azc/dcsh/fh/2020v32n60/escobar

Diana Romero
Diana Romero
Bogotana. Literata de la PUJ. Hizo un máster en edición digital con la UAH. Vive en Buenos Aires, donde se encontró con el cómic y estudia un posgrado en diseño comunicacional en la UBA.

Dejar un comentario

Por favor escribe tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

RadioBLAST

Cómic Colombiano

«Mambe»: un asunto espinoso en una historia auténtica

Mina & Manu Studio-Atelier recuperan la tradición oral kogui con la novela gráfica Mambe. Por detrás de la persecución...

More Articles Like This