Intervenciones en la historia

Más Leídos

Tres fanzineros de las tiras cómicas

Hay algunos nombres siempre presentes en las ferias de fanzines de Medellín, que cada vez son más populares, entre...

Algunos libros de cómic colombiano publicados en 2019

El 2019 fue un año productivo en la publicación de cómic colombiano. Las becas a la creación de cómic...

«Tránsito en confinamiento» diario de Zay Cardona (Mariquismo Juvenil)

Comentado por Raúl Trujillo.  Zallary Cardona es una diseñadora gráfica e historietista que también le apuesta a la animación. Conocida...

Emús en la zona es un cómic atípico en la variada producción nacional de los últimos años, una ficción con líneas históricas que está por fuera de toda pretensión utilitaria en el que la narración gráfica es apenas una herramienta educativa con un propósito definido. Lo que se cuenta en el cruce de historias que se deslizan en Emús son cajas de resonancia que nos llevan a momentos extraños en la historia de Colombia. Uno de ellos, la producción del primer documental colombiano: El drama del 15 de octubre, una cinta muda que representaba el asesinato del general Rafael Uribe Uribe el 15 de octubre de 1914. Una película que fue producida por los hermanos Di Doménico (Vincenzo y Francesco) dueños del Gran Salón Olympia o Teatro Olympia en Bogotá.

La imagen puede contener: 1 persona
Algunos detalles sobre el mundo recreado por Mario Garzón (Rey Migas).

En este trabajo, Mario Garzón (Rey Migas) funde la ciencia ficción, la historia y la investigación en un espacio con varias líneas paralelas, las cuales atraen al lector a narraciones donde aparecen nuevas preguntas sobre una nación moldeada por la sangre, los hachazos y los magnicidios. En ese cruce de géneros todo se disuelve, lo que en principio parece una historia alejada en el tiempo, se va viendo sumergida en otro mundo, que nos habla del presente cercano, todo esto, con el encaje de los hechos históricos que flotan en la imaginación de los personajes. Así lo que presenta Rey Migas es una ucronía clásica pero ajustada a sus propósitos narrativos que van desde una revisión a la historia hasta la fricción entre barbarie y civilización como dispositivos para refundar una y otra vez la república. Sumado a esto, hay una visible preocupación por completar la narración gráfica con los fragmentos de un diario y demás elementos que se usan acá para darle un aspecto vivo a lo contando.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.
Detalle de la primera intervención de “Los Desmanes”.

Emús en la zona, es además un cómic lleno de contagios, en el que las formas gráficas, los símbolos, las alegorías, están absorbidas por imágenes populares como la de una chiva rumbera que sirve de nave para viajar en el tiempo, o las marimondas, presentadas como extraños vigilantes. Además, de las variaciones lingüísticas que sustraen jergas populares para darle nombre a gran parte de lo que sucede. No aparecen entonces nombres de corporaciones temibles sino referencias reconocibles con las existencias locales como el Centro Astrofísico Experimental Ricaurte (C.A.E.R).Si bien el escenario de las narraciones es la ciudad de Bogotá, las referencias a otros lugares, como está registrado en el diario, remiten a Mitú: El espacio modular de la narración que inicia en el año 2231, y dónde se cuenta la historia de Los Desmanes, esta referencia a Mitú es algo que también está inserto en la novela de ciencia ficción  El Gusano de Luis Carlos Barragán, publicada por la editorial Vestigio.

La imagen puede contener: 1 persona
Parte de la preparación que realizaron “Los desmanes”.

Parte de lo que sucede, está en sintonía con la serie Los deslizadores y todas las narraciones que usan estas funciones para armar ficciones de este tipo, pero en el caso de Emús, desligándose de toda pretensión, un grupo de seres -algo desvalidos- y que forman parte del colectivo artístico Los Desmanes hacen una serie de intervenciones en el tiempo, la primera desde el año 2078, hasta principios del siglo XX, en 1914, para abrir una línea de tiempo alterna creada por el diseño del C.A.E.R. De este modo con todos los elementos habituales del género, en el que los viajes a través del tiempo se utilizan para fines específicos de corporaciones o individuos, como modificaciones, alteraciones, correcciones, abrir líneas de tiempo paralelas, revisiones históricas, en este cómic seguimos las acciones de Los Desmanes usados por el C.A.E.R.

Antes de su primera intervención, Los Desmanes son sometidos a una exposición histórica en la que se relata parte de la vida de Rafael Uribe Uribe, sobre todo, los años a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Ahí, el General Uribe Uribe no ha sido asesinado, al contrario, goza de popularidad a pesar de las alegorías construidas en su contra y la demonización hecha por parte de algunas fuerzas opuestas. Uribe Uribe además, ha ganado las elecciones presidenciales de 1918 transando un destino distinto para el país. En su primera intervención Los Desmanes inciden en el magnicidio de Uribe Uribe, abriendo una línea paralela a golpes de hachuela, la cual es seguida por nuevos asesinatos y desmanes como pasaría en el Bogotazo décadas después. Además de esa primera intervención, el grupo al servicio de C.A.E.R realizará otra, esta vez implantando el registro fílmico que los hermanos Di Doménico producirán.

La imagen puede contener: una o varias personas

En su trama compleja Emús en la zona es un cómic con las piezas bien encajadas, cada detalle ha sido pesando para que la máquina narrativa funcione y  haga que el lector se interese no solo en la ficción contada sino en los hechos que están diseminados en las páginas; el diario del historiador, las escenas que recrean la vida de Uribe Uribe, el mundo posible en el futuro, incluso, las sugerencias bibliográficas finales. Tanto es así, que cada nueva lectura de este libro resulta un nuevo viaje, en el que se abre una nueva línea de tiempo e interés sobre la historia de Colombia y el futuro posible.

*Emús en la zona obtuvo La Beca Libro de Artista – Cartografías Urbanas

Mario Andrés Garzón (Rey Migas)

Tyto Alba editores

98 páginas 

2019

Mario Cárdenas
Mario Cárdenas
Estudió literatura en la Universidad del Quindío. Realizó trabajos de promoción de lectura de cómic en el Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín, la Universidad Eafit y el área cultural del Banco de la República. Ha escrito en diferentes medios sobre cómic y literatura como Revista Arcadia, Revista ElMalpensante, Boletín Bibliográfico del Banco de la República, Revista Bacánika, Revista Corónica, El Espectador, El Heraldo Universo Centro y otros. Premio Simón Bolívar de Periodismo 2018 en la categoría entrevista prensa escrita.
Artículo anteriorCielo rojo, la cotidianidad rota
Artículo siguienteTraer el agua

Dejar un comentario

Por favor escribe tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

RadioBLAST

Cómic Colombiano

Revista LARVA en 17 números

«A usted, que como lector participa de esta publicación, sólo le recordamos que en siete meses pueden pasar muchas...

Los caminos de las luces

Antes de empezar a leer, el primer detalle que encuentro es el siguiente «Las ilustraciones de este libro se hicieron con lápices Mitsubishi…» Puede...

Los escenciales de ACDCómic, del primer semestre 2020

Como es habitual ACDCómic, la Asociación de Críticos y Divulgadores de Cómic de España, una asociación sin ánimo de lucro que agrupa a personas...

¿Qué pasó con la beca de creación de cómic en Medellín?

Desde el año 2016 se abrió por primera vez la Beca de creación en novela gráfica o cómic de la Convocatoria de Estímulos para...

Tres obras gráficas sobre Franz Kafka

Nacido el 3 de julio de 1883 en Praga, Imperio austrohúngaro, Franz Kafka es uno de los escritores más influyentes del siglo XX. Su...

More Articles Like This