«Acojonavirus» diario de Camilo Sandoval

Comentado por Raúl Trujillo.

Camilo Sandoval es un artista e ilustrador radicado en Medellín, cuyos intereses gráficos los manifestó a muy temprana edad. Desde que estudiaba Artes Plásticas en la Universidad de Antioquia, se ha inclinado hacia la promoción de lectura y los talleres de cómic y manga que imparte, combinándolos con la ilustración freelance. Su trabajo se caracteriza por el uso del blanco y negro en sus historias, dotadas de humor ácido y una constante alusión a la muerte, personificada en una parca simpática, pero siempre vigilante. Camilo emplea las principales redes sociales para divulgar sus creaciones.

Alguna vez dijo el gran Charles Chaplin que, de cerca, la vida es una tragedia, pero de lejos, parece una comedia. Bajo esta perspectiva nos ha puesto el coronavirus y si nos portamos bien, podremos en un futuro, revertir los apuros actuales en anécdotas. Esto trata de insinuar Acojonavirus, la historieta en cuestión cuyo título, surge de esas palabrerías fuera de tono típicas de las «charlas de pasillo» (página 1 viñeta 2). A modo de relato en una sosegada tarde, el protagonista nos lleva a través de los recuadros por cada una de las peripecias que experimenta a su llegada desde Europa a la ciudad donde reside: Medellín, y la manera como sortea las incomodidades producto de las restricciones por la cuarentena, entre ellas, el factor peluquería. Al pasar por todos los estados de ánimo posibles, al fin descubre que su mayor pasión, como es dibujar, no la puede desarrollar ni disfrutar si está abrumado. La escritura puede ser un paliativo en su condición, pero nunca supera los trazos. La ansiedad de la soledad termina ganándole, pese a tener un nuevo empleo. Recurre entonces a una estrategia, valorar los pequeños placeres que le rodean, como el descanso y el poder apreciar las montañas medellinenses de nuevo. Pero sobre todo, contarle esta aventura entre risas, a su amada, bajo la tranquilidad de su propia casa. Así es Camilo Sandoval, quien nos presenta una historia con un dibujo en tonalidades grises y sombras claras, prolífica en diálogos y monólogos, lo que conlleva a una copiosa sucesión de globos, los cuales, en vez de estorbar, lo que hacen es inyectarle alegría a la trama al contener picardía en la descripción de las situaciones, otorgándole más fluidez. Sin duda, este comic le apunta a distanciar un poco los nubarrones de pesimismo que rondan por estos días, por medio de una lección de supervivencia personal. 

Artículo anteriorRevista LARVA en 17 números
Artículo siguienteMike Diana es Satanás
Blast
Blast
Revista Blast es una publicación digital dedicada al cómic, en esta varios amantes y lectores del noveno arte hemos decidido dar el paso hacia la escritura, como una forma de poner en primera plana aquello que los medios generalistas colombianos parecen ignorar.