Los caminos de las luces

Más Leídos

Algunos libros de cómic colombiano publicados en 2019

El 2019 fue un año productivo en la publicación de cómic colombiano. Las becas a la creación de cómic...

Tres fanzineros de las tiras cómicas

Hay algunos nombres siempre presentes en las ferias de fanzines de Medellín, que cada vez son más populares, entre...

«Tránsito en confinamiento» diario de Zay Cardona (Mariquismo Juvenil)

Comentado por Raúl Trujillo.  Zallary Cardona es una diseñadora gráfica e historietista que también le apuesta a la animación. Conocida...

Antes de empezar a leer, el primer detalle que encuentro es el siguiente «Las ilustraciones de este libro se hicieron con lápices Mitsubishi…» Puede ser un detalle menor, un dato técnico más, pero con los libros de cómic o los libros ilustrados, el detalle no sobra, advierte una naturaleza íntima del objeto, de los materiales no visibles. Así lo hace, en ocasiones, la dibujante bogotana Carolina Pineda Cadavid cuando desglosa el proceso de sus trabajos, o como lo hizo Álvaro Vélez (Truchafrita) en la exposición de su libro Follaje en la Casa Tragaluz o las fotografías que Adrian Tomine ha compartido, a propósito de su último libro The Loneliness of the Long-Distance Cartoonist donde se ven borradores, páginas previas, tintas y otros materiales de trabajo. Esos detalles nos recuerdan cómo se hacen -en muchas ocasiones- estos libros, los tipos de papel, cómo persisten las líneas que fueron borradas, las manchas de las tintas que le dan forma a lo que leemos. Algo que en la literatura, hecha ahora directamente en pantallas, se borra y pierde.

La imagen puede contener: texto que dice "Yeah fine. Whatever you wanna do. recited quess the sacred words that means you pact plan coming didn't along?"

El detalle hace parte del libro Nuestro Pacto del dibujante Ryan Andrews, uno de los libros nominados a los Premios Eisner 2020 en la categoría Mejor publicación infantil (de 9-12 años). En el extenso viaje que dibuja Andrews,autor además de cómics The Tunnel, las referencias populares son múltiples, desde el clásico viaje de iniciación (los viajes de niños en bicicleta) una versión previa y juvenil de los roads movies, La historia interminable de Michael Ende y por su puesto las representaciones fantásticas de Hayao Miyakazi y el Studio Ghibli. Con estos y más elementos, Andrews arma el recorrido de Nuestro Pacto, guiado por el camino que siguen las linternas de papel que son lanzadas a un río. En principio es un grupo amplio de niños, pero solo Ben y Nathaniel completarán el viaje, en el que, como es común, los cambios y los descubrimientos aparecen en medio del tiempo y el trayecto recorrido. Organizado por capítulos, la narración inicia con «El festival del equinoccio», lo que es un claro punto de partida en una noche de otoño en el norte global. Desde ahí la sumatoria de eventos maravillosos y fantásticos se alternan al viaje de los niños; un oso pescador con una gran canasta al lomo, que hace las veces de ayudante y objeto mágico, el extravío en el viaje que los lleva a conocer lugares y experiencias, un mapa que no parece completo y luego un mapa que se completa gracias al dibujo que hace un ave con su pico y tinta (cartógrafa aviar), un animal que hace parte de los artilugios de Madam Majestic, que entre animales gigantes y otras pócimas, ayuda a completar el viaje.

Imagen

Además de lo narrado, la representación del viaje está llena de recursos que Andrews dispone en las páginas: variaciones, composiciones, colores cálidos y fríos que cambian los ambientes recreados. Así, las páginas cobran muchas formas y expresiones, gracias a los trazos y las líneas dibujadas a lápiz, como lo que sucede con el movimiento de la luz que está en las linternas y que se refleja en los ojos de los personajes, en la luna que se oculta y aparece en los árboles, y en las estrellas que titilan en el cielo oscuro, y son, luego, uno de los lugares de encuentro para los viajeros que llegan a un muro de constelaciones, el cual es otro de los espacios de dibujo al interior de la historia. 

Nuestro Pacto es una historia de iniciación y de formaciones, donde los movimientos suponen nuevas preguntas a la vez que se deben desechar elementos que no son útiles. Tal vez su extensión y la reiteración de los momentos hace que lo narrado se vuelva espeso, teniendo en cuenta que las historias recicladas y las referencias mencionadas son harto conocidas. Sin embargo, las soluciones gráficas y lo usos de los colores hacen que esta historia tenga un atractivo hasta el final. Siendo además una invitación para que no solo lectores sino dibujantes encuentren caminos similares para sus historias, más llenas de fantasía y menos sujetas a las tendencias en las que la realidad es la única protagonista. Porque la fantasía sigue siendo un campo muy fértil para los autores nacionales, así lo ha demostrado Lorena Alvarez, Camilo Vieco o Sergio Corradine. De modo que, tanto el libro de Andrews como el trabajo de los autores mencionados es una pieza más en la que el cómic y la capacidad de fabulación se unen para crear nuevos mundos y armar posibilidades desde la ficción, y tal como lo escribió el escritor y traductor Javier Calvo «la fantasía a raudales ofrece algo que está desapareciendo. Ofrece imaginación. Ofrece invención. Ofrece lo que está en la base misma de la literatura. Llena un vacío que los seres humanos ciertamente necesitamos».

Nuestro pacto

Ryan Andrews

Océano, Historias Gráficas 

332 páginas 

2019

Mario Cárdenas
Mario Cárdenas
Estudió literatura en la Universidad del Quindío. Realizó trabajos de promoción de lectura de cómic en el Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín, la Universidad Eafit y el área cultural del Banco de la República. Ha escrito en diferentes medios sobre cómic y literatura como Revista Arcadia, Revista ElMalpensante, Boletín Bibliográfico del Banco de la República, Revista Bacánika, Revista Corónica, El Espectador, El Heraldo Universo Centro y otros. Premio Simón Bolívar de Periodismo 2018 en la categoría entrevista prensa escrita.

Dejar un comentario

Por favor escribe tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

RadioBLAST

Cómic Colombiano

Revista LARVA en 17 números

«A usted, que como lector participa de esta publicación, sólo le recordamos que en siete meses pueden pasar muchas...

Una aventura por la historia de Colombia

El cuy Jacobo y el Tesoro de Quillacinga es una historieta escrita y diseñada por Iván Benavides Carmona, catedrático universitario en Museología, Gestión del...

La programación sobre historieta en la 14a. Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín

En la tarde del jueves 17 de octubre fue presentada la versión número 14 de la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín. En...

Las historias de los delirantes

Ahora que la historieta ha abandonado su tibio nido donde ocultaba su potencial capacidad para generar opinión frente a otras manifestaciones artísticas y se...

Historietas aberrantes

Hay un subtítulo en la portada, en la parte inferior de forma horizontal «Historias absurdas para personas absurdas». No es lo que más se...

More Articles Like This