Terrores, no solo nocturnos

Más Leídos

Algunos libros de cómic colombiano publicados en 2019

El 2019 fue un año productivo en la publicación de cómic colombiano. Las becas a la creación de cómic...

Tres fanzineros de las tiras cómicas

Hay algunos nombres siempre presentes en las ferias de fanzines de Medellín, que cada vez son más populares, entre...

«Tránsito en confinamiento» diario de Zay Cardona (Mariquismo Juvenil)

Comentado por Raúl Trujillo.  Zallary Cardona es una diseñadora gráfica e historietista que también le apuesta a la animación. Conocida...

Carlos Granda es un dibujante de historietas colombiano que ha ido puliendo un oficio fuera de las pretensiones habituales, con un trabajo que, para muchos cultores de la «pureza» o la identidad de la historieta colombiana, está hecho a la imagen y las medidas de otros mercados, pero que no deja de ser un trabajo que también pueden disfrutar muchos lectores nacionales, porque sus historietas, más allá del estilo o las filiaciones estéticas, también son historietas colombianas y no solo porque estén dibujadas por un autor nacional.

Uno de sus últimos trabajos, con escasa circulación y promoción (algo que lamentamos), es la historieta: Terrores Nocturnos. Divida por capítulos, en la historia se cuenta un episodio de la vida de Candy, una niña curiosa e imaginativa, de poco más de diez años, amante a la fantasía  y una lectora voraz del género, sin embargo, Candy carga con unos miedos que cobran unas formas, algunas derivadas de su imaginación y otras, materiales, que deberá enfrentar.

Candy enfrentando sus miedos.

En un viaje familiar a una finca, Candy encuentra su propia aventura, que no solo se hace material a través de las formas extrañas que la siguen y se aparecen en las noches, sino también es una aventura y encuentro con seres vivos y lugares que le son ajenos. En esto último, Granda es sutil al integrar el paisaje y, dar pistas de eso que no conocemos y cómo su relación distante puede configurar miedos. Un temer a lo desconocido. En toda la aventura que no dura muchos días, a lo sumo, un fin de semana de campo, gracias a la precisión y los juegos y cambios con las viñetas, las composiciones, las alternancias entre la luz y la oscuridad, los cambios con páginas en negativo, que en esta caso son de gran factura, los escenarios pueden leerse desde muchos lados; es lo que pasa con el cuarto, el punto nuclear de las pesadillas que se despliega como si este fuera muchos espacios entre sí, la escena de una frijolada y las trepadas a los árboles, un recurso, este último que le permite al lector reconocer a través del descubrimiento que hace Candy, el lugar ajeno. De esta forma puede verse el gallinero, la choza de don Antonio, los palos de guayabas, la marranera, entre otros lugares, a medida que Candy va deslizando las confesiones sobre sus miedos.

Los primeros encuentros de Candy con los nuevos animales.

Lo miedos de Candy son representados a través de variadas formas gráficas y de simbologías identificables, sobre todo aquellas que vienen de la gráfica popular del terror, con ecos directos al cine y la literatura, algo de esto pasa cuando la historieta se vuelve un mix entre las películas: Poltergeist dirigida por Tobe Hooper y La noche de los muertos vivientes de George Andrew Romero, un episodio que Candy sortea a su manera, en una batalla intensa que la hará más libre,  y que por un tiempo, tal vez, le permitirá descubrir el lugar de otra manera y enfrentar su vida y los nuevos cambios que le esperan.

Uno de los descensos de Candy.

No ahondaré mucho en la trama de Terrores Nocturnos, para no estropear los secretos que se guardan en cada página, que los dejaré para que los lectores, en un futuro posible, los descubran a su modo.

La resistencia de Candy debido a sus miedos.

Me gustaría, por último, rescatar cómo en la historieta colombiana se está abriendo un camino para el terror, un género despreciado y poco valorado entre tanta hambre de realidad y moraleja. Lo demuestra Granda con esta historieta y su dominio del género, con un terror juvenil y con muchas puertas de entrada, todo esto, gracias a la capacidad de un dibujante que tiene todas las herramientas necesarias para contar historias de ese tipo, las cuales esperamos leer mucho más. Su caso no es particular, es algo que también hemos leído con los trabajos del caleño Julio Rodríguez, sobre todo con la serie El Cerrao, una historieta imperdible que hila violencias, terror real y local y homenajes a dibujantes del género; y las historietas del equipo de Entre las sombras; una antología colombiana de cómics de terror con participaciones de dibujantes y escritores como: Mateo Ramírez, Juan David Naranjo, Boris Greiff, todos estos proyectos autogestionados, dibujados al margen, con soluciones gráficas ingeniosas, que integran elementos externos a los dispositivos del terror local, superando aquella premisa de que en Colombia no se pueden contar historitas de terror, porque vivimos en un estadio del terror total. Sin embargo, la historieta colombiana parece decirnos lo contrario y señalar un camino lleno de posibilidades.

Mario Cárdenas
Mario Cárdenas
Estudió literatura en la Universidad del Quindío. Realizó trabajos de promoción de lectura de cómic en el Sistema de Bibliotecas Públicas de Medellín, la Universidad Eafit y el área cultural del Banco de la República. Ha escrito en diferentes medios sobre cómic y literatura como Revista Arcadia, Revista ElMalpensante, Boletín Bibliográfico del Banco de la República, Revista Bacánika, Revista Corónica, El Espectador, El Heraldo Universo Centro y otros. Premio Simón Bolívar de Periodismo 2018 en la categoría entrevista prensa escrita.

Dejar un comentario

Por favor escribe tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

RadioBLAST

Cómic Colombiano

Revista LARVA en 17 números

«A usted, que como lector participa de esta publicación, sólo le recordamos que en siete meses pueden pasar muchas...

Algunos canales de YouTube sobre historietas

La difusión de cualquier tipo de contenidos e información a través de YouTube crece cada minuto y las historietas no son ajenas a esto....

Vindicaciones a los territorios

«Las personas que habitan directamente en las regiones fluviales sienten los ríos de una manera propia. Tratan con ellos íntimamente y suelen tener vivencias...

Travesía por los «Sueños pictóricos»

Se está cerrando el año, época de balances y retrospectivas. Para estar acorde con el momento, sienta muy bien tomar un respiro y refrescarse...

Receta del Guiso de género, historieta fusión con Barro Editora y Clan de Fomento

Marzo es para Argentina el puntapié inicial del plan editorial anual con el que se encontrarán las masas lectoras. Se agendan eventos, se calculan...

More Articles Like This